LA PANACEA PARA GANAR MÚSCULO Y PERDER GRASA ¿PUEDE SER LA FORSKOLINA?
Por Eugene Stanford

Medio mundo se pasa la vida tratando de incrementar su índice de masa muscular, mientras el otro medio hace lo propio luchando por librarse de la grasa y por exhibir un cuerpo definido.
En pocas palabras, todos desean modificar su composición corporal y claro, buscan esa panacea que se lo haga lo más fácil posible.
Pues bien, parece que ya existe esa sustancia natural capaz de convertir sus sueños en realidad.
Esa sustancia formidable se llama forskolina.

Los culturistas se pasan la mitad del año intentando ganar masa para lograr músculos impresionantes, pero luego se dan cuenta de que éstos no impresionan a nadie porque están recubiertos de grasa; de manera que emplean la otra mitad del año haciendo dieta y ejercicio cardiovascular a fin de quemar el tejido adiposo acumulado y poder mostrar los músculos definidos y recortados.
El problema es que para ganar masa es preciso aumentar de peso y eso suele conllevar la acumulación de tejido graso y luego a la hora de reducir la adiposidad es inevitable que con el tejido graso también se pierda parte del magro, es decir del músculo.
Esa es la lucha constante a la que se enfrentan los culturistas: saben que ganar masa y perder grasa requiere dos enfoques completamente opuestos, puesto que no existe la posibilidad de lograr ambos objetivos a la vez.
De hecho, la realidad es que resulta mucho más fácil incrementar la masa muscular que recortarla luego sin que eso implique una pérdida de músculo.
En la práctica es relativamente fácil llevar una dieta alta en calorías y en proteínas, al tiempo que entrenar pesado y con series cortas. Ese no es un protocolo difícil de seguir y la mayoría suele tener bastante éxito con él, aunque se cargue de una cierta cantidad de grasa corporal.
Otra cosa muy distinta es lograr recortar la musculatura y conseguir músculos definidos, especialmente sin perder mucha masa muscular en el intento. Ese es el auténtico reto del culturista moderno, puesto que actualmente la definición prima sobre el volumen en todos los ámbitos.
Lograr un físico de músculos grandes y exentos de grasa no es nada sencillo, porque entran en juego numerosos factores de orden genético, de entrenamiento, de dieta y hasta cierto punto de manipulación de la química corporal. Por desgracia aquellos que presentan cierta facilidad para ganar peso, también la tienen para acumular demasiada grasa subcutánea, mientras que los que pueden conseguir una buena definición, en cambio les resulta casi imposible incrementar su volumen.
Por eso, unos y otros sueñan con encontrar esa ayuda suplementaria que pueda favorecer la adquisición de músculo y la eliminación de la adiposidad corporal a un tiempo. Encontrar algo así es como la panacea.
Después de revisar docenas de estudios científicos y mucha información empírica, parece que existe un extracto de planta capaz de modificar lo suficiente la química corporal como para acelerar la creación de nuevo músculo y la degradación del tejido adiposo.
Es lo más parecido a una auténtica panacea.

Repasemos un poco de química básica
La forskolina (7 beta-acetoxy-8, 13-epoxy-1 alfa, 6 beta, 9 alfa-trihidroxy-labd-14-ene-11-uno) es un extracto derivado de una planta conocida como coleus forskholii que se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional hindú (conocida como ayuverda o ayuverdica), debido a su capacidad para actuar sobre el regulador celular más importante del cuerpo humano, el compuesto adenosin monofosfato cíclico (conocido por sus siglas en inglés AMPc).
Este nucleótido es vital para el organismo, porque actúa como segundo mensajero intracelular, activando o inhibiendo otras enzimas que desempeñan funciones específicas en las células del sistema. El adenosin monofosfato cíclico se sintetiza cuando la epinefrina, una hormona que estimula la tiroides, se une a los receptores celulares y activa la creación de la adenilciclasa. Esta enzima forma parte de todas las membranas celulares y la especificidad de los receptores controlan la hormona capaz de activarla.
La forskolina activa de forma no hormonal la adenilciclasa, aumentando los niveles de AMPc, lo que a su vez, intensifica la fuerza de las contracciones cardiacas, la función insulínica, la actividad de la glándula tiroides y la lipólisis, es decir la degradación de la grasa.
Además, los efectos sinérgicos de la forskolina al combinarse con compuestos estimuladores del metabolismo mejoran la capacidad de respuesta del organismo ante agentes lipolíticos, como cuando se combina con alcaloides tales como la sinefrina o con metilxantinas tales como la cafeína, cuando éste empieza a declinar en su actividad con el paso de los años y permiten una mayor utilización de las calorías.
La forskolina debe su popularidad en el mundo de los suplementos a su capacidad para aumentar los niveles de AMPc y el consecuente incremento de la actividad tiroidea. Cuando la glándula tiroides se estimula, produce más hormonas y éstas aceleran el metabolismo, el proceso del que se encarga este órgano. Ello promueve la utilización de un mayor número de calorías y, por lo tanto, una mayor eliminación de tejido adiposo. Por eso, la forskolina se encuentra en tantas fórmulas termogénicas comercializadas hoy en día. Si queréis comprar un suplemento lipolítico eficaz, aseguraos de que contenga este ingrediente clave y sobre todo que lo haga en la suficiente cantidad, de lo contrario servirá de poco. Lo notaréis en vuestro cuerpo y a largo plazo también en vuestro bolsillo.

Efectos saludables de la forskolina
Una persona con asma, que tiene dificultades para respirar como es debido, experimenta una merma en su rendimiento durante sus entrenamientos. Pues bien, la forskolina relaja el músculo liso con el incremento de las concentraciones de AMPc, propiciando la broncodilatación, la reducción de la resistencia de las vías respiratorias y el aumento de la capacidad vital y del volumen espiratorio forzado (FEV1). En otras palabras, las personas aquejadas de asma pueden respirar más fácilmente y llenar y vaciar sus pulmones con una mayor cantidad de aire si incluyen en su régimen nutricional la forskolina.
En realidad, la mayoría de los medicamentos para tratar este tipo de insuficiencia respiratoria aumenta los niveles de AMPc mediante la inhibición de las enzimas que lo descomponen y pueden actuar de forma sinérgica con la forskolina. Por eso, conviene que las personas que sigan un tratamiento para el asma consulten con su médico antes de tomar forskolina.
Para un culturista, la forskolina no sólo es beneficiosa por propiciar la pérdida de grasa y el incremento de los niveles de AMPc, sino también por su capacidad para mejorar las concentraciones de insulina, la hormona más anabólica del cuerpo humano.
Entre las funciones de esta hormona, se encuentra la de facilitar y aumentar el transporte de glucosa y de aminoácidos al interior de las células musculares, donde también estimula la síntesis y el almacenamiento de las proteínas y del glucógeno. Al penetrar un mayor número de aminoácidos en la célula se favorece la síntesis de proteína y el consiguiente crecimiento muscular. La foskolina favorece esas acciones, pero regula el nivel insulínico para que no se dispare en exceso, ya que se corre el riesgo de generar adiposidad.
Todos sabemos lo importante que es nuestra actitud mental cuando intentamos mejorar nuestro físico. No basta con entrenar con peso; también hay que concentrarse al máximo y ser positivos, pese al cansancio y a las duras sesiones de entrenamiento. Ser optimista y estar alegres es crucial para seguir machacándose a tope y para no sentirse tentado a abandonar. Si empezáis a estar decaídos, os quedaréis sin energía y no querréis ir al gimnasio o iréis y entrenaréis a medio gas. Por suerte, nuestra gran amiga la forskolina aumenta las concentraciones de AMPc y éstas, a su vez, elevan la actividad de los neurotransmisores de las catecolaminas epinefrina y norepinefrina hacia el cerebro. El incremento de epinefrina hace que seáis menos propensos a sufrir depresiones, que pueden ir acompañadas de cuadros de estrés, con la consecuente liberación de cortisol. Por lo tanto, si evitáis estos problemas, conseguiréis una mayor concentración y de paso reduciréis el catabolismo muscular.
Aparte de todos estos beneficios, la forskolina también ayuda a conservar la vista a largo plazo. De hecho, varios estudios han demostrado su eficacia en el tratamiento del glaucoma. Se trata de una enfermedad del ojo caracterizada por un aumento de presión intraocular, ocasionado por una alteración en los sistemas de evacuación del humor acuoso, que oprime los vasos sanguíneos del nervio óptimo, dando pie a problemas de visión, entre los que se incluye la ceguera.
Los estudios confirman que la aplicación de un uno por cierto de un colirio oftálmico de forskolina disminuye la presión intraocular de manera significativa durante hasta cinco horas. Se ha comprobado que las dosis orales de esta sustancia también mejoran esta condición patológica.
Tomando este suplemento lograréis estar en plena forma y cuidaréis vuestros ojos y vuestro bienestar.

No hay ninguna duda: la forskolina modifica la composición corporal
Uno de los estudios más conocidos sobre la forskolina fue realizado por los doctores Michael P. Godard, Brad A. Johnson y Scott R. Richmond en la Universidad de Kansas, EEUU, para analizar sus efectos sobre la composición corporal, la testosterona, el ritmo metabólico y la presión sanguínea de los hombres con sobrepeso a fin de observar la capacidad de esta sustancia para quemar grasa y relajar el músculo liso.
Se trataba de un ensayo clínico aleatorio doble ciego controlado con placebo en el que participaron 30 personas. A 15 de ellas, se les suministraron 250 miligramos de un extracto que contenía un 10% de forskolina (o sea 25mg) dos veces al día durante un periodo de 12 semanas, mientras que el resto tomó un placebo.
Tal y como se esperaba, el grupo que había ingerido forskolina experimentó cambios estadísticamente positivos en su composición corporal, debido a la reducción del porcentaje de grasa corporal y de masa grasa, con el consecuente aumento de la masa corporal limpia. Además, la forskolina modificó al alza la masa ósea de estos sujetos en el transcurso de las 12 semanas.
Ahora viene lo más interesante: al final del estudio los científicos observaron que las concentraciones de testosterona libre en sangre aumentaron en el grupo tratado con forskolina en comparación con el de control. La testosterona libre total en sangre aumentó entre un 16,77% y un 33,77% en el primer grupo (el que recibió la forskolina), mientras que el segundo experimentó un descenso de entre un 1,08% y un 18,35%.
Los hombres de ciencia aseguran que la forskolina fue la causante de dicho incremento, debido a su capacidad para aumentar el adenosin monofosfato cíclico (AMPc).
La proteína 37-kDa, comúnmente conocida como la proteína reguladora de la formación de esteroides o StAR, se encarga de transportar el colesterol hacia la membrana interna de las mitocondrias y ralentiza la síntesis de testosterona libre. El aumento del AMPc también puede reducir el ritmo de esta acción. De ello se deduce que el incremento de adenosin monofosfato cíclico podría aumentar la producción de testosterona, mitigando así el efecto de dicha proteína.
No hace falta señalar que más testosterona libre significa más capacidad para poder desarrollar la musculatura, puesto que precisamente siempre se ha teorizado que el descenso de la fuerza y la masa muscular son una consecuencia de disponer de menos testosterona libre circulante. Cuando la proteína sanguínea se adhiere a la testosterona, ésta se convierte en una molécula demasiado grande para encajar en los receptores anabólicos del tejido muscular y por consiguiente no puede ejercer sus acciones anabólicas sobre éstos.

Forskolina y otros 11 compuestos sinérgicos
Future Concepts hace ya algún tiempo creó una fórmula absolutamente única que lleva años ayudando a cientos de miles de culturistas del mundo entero a transformar su composición corporal, reduciendo drásticamente los niveles de adiposidad y aumentando la energía y la masa muscular.
Se trata del ergocéutico TH 101 que proporciona por dosis tanto como 30 miligramos de forskolina (5mg más que la dosis usada en el estudio de Kansas), pero que cuenta además con otros 11 ingredientes sinérgicos que potencian entre sí las acciones metabólicas que propician esos efectos.
La tremenda eficacia del TH101 se fundamenta en sus acciones sobre seis ejes esenciales:
1) Activa la glándula tiroides que es el regulador maestro del rimo metabólico, de manera que se dispone de más energía y se queman mejor las calorías. Dos compuestos de la fórmula constituyen la materia prima de la que se forman las hormonas tiroideas y otros dos son cofactores enzimáticos en la producción de las mismas.
2) Permite cambiar la fuente de energía preferente que usa el cuerpo, pasando de la glucosa a los ácidos grasos, activando así el uso de la grasa acumulada como combustible. De tal forma que toda actividad física contribuye a reducir los niveles de adiposidad.
3) Aumenta la termogénesis o temperatura corporal. Ese ligero aumento constituye un modo seguro de gastar muchas más calorías al cabo del día, incluso sin hacer ejercicio, hasta en reposo.
4) Controla y regula los niveles de insulina, evitando tanto las subidas, que generan luego caídas de energía y generación de tejido adiposo, como las bajadas que provocan hambre sobre todo de alimentos dulces.
5) Bloquea la transformación de la glucosa en ácidos grasos de reserva, es decir de adiposidad, fomentando su conversión en glucógeno. En la práctica significa que los excedentes de glucosa que el cuerpo no queme para producir energía, en lugar de acabar como grasa corporal, pasan a ser glucógeno o se eliminan.
6) Favorece el drenaje de los líquidos subcutáneos y activa la función diurética.

Veamos cómo actúan esos 11 ingredientes compañeros de la forskolina:

Mejora de la función tiroidea
La forskolina favorece la actividad de la tiroides, pero esta glándula necesita el aminoácido tirosina porque constituye la materia prima de la que se forma la hormona tiroides tiroxina, junto con el yodo. El TH 101 proporciona 600 miligramos de tirosina y otros tantos de un alga laminaria muy rica en yodo, además de otro tercer compuesto, el cobre lisinato porque éste es necesario para el funcionamiento de las coenzimas que fabrican la hormona tiroides.

Aumento de la termogénesis
La termogénesis es un proceso por el cual el cuerpo quema las calorías para producir calor corporal y éste puede aumentarse mediante algunas sustancias, como la cafeína, la sinefrina, la naringina y las epigalocatequinas galato (EGCg) del extracto del té verde. Future Concepts ha incluido todas esas sustancias en la fórmula del TH 101.

Activación de la lipólisis
La lipólisis es el mecanismo por el cual el cuerpo degrada el tejido adiposo para obtener la energía y ese proceso también puede activarse con algunas sustancias, como las metilxantinas del café o del té y del citrus aurantium. Además, la naringina que se obtiene de un tipo de pomelo tropical prolonga la actividad de las fosfodiosterasas y evita su degradación, lo cual redunda en profundizar y prolongar esa acción lipolítica.

Controlar los niveles de insulina y utilizarla mejor
La insulina es una hormona con gran capacidad anabólica, pero también posee una fuerte acción lipogénica, por tanto puede generar fácilmente grasa corporal, por eso el TH 101 contiene varios elementos que aumentan la captación de esta hormona en los receptores musculares, mientras que reduce la sensibilidad en las células grasas.

Bloquea la formación de grasa de los excedentes de hidratos de carbono
El ácido hidroxicítrico (HCA) posee la curiosa capacidad de inhibir la acción de la enzima citrato liasa que es la encargada de transformar el exceso de glucosa en tejido adiposo, de manera que si os pasáis con los carbohidratos el TH 101 impedirá que éstos acaben como tejido adiposo. El HCA tiene otras propiedades favorables sobre la composición corporal, porque también acelera el metabolismo.

Evita la acumulación de agua bajo la piel
Otro ingrediente del TH 101 es una planta con efectos diuréticos, que elimina la retención de líquidos subcutáneos, aumentando con ello la definición y el aspecto de músculos duros y secos.
En pocas palabras, que aunque el TH 101 tenga como ingrediente principal la forskolina, también incluye otros 11 compuestos sinérgicos que profundizan y multiplican sus efectos.

Ahora la panacea se llama: TH101
Además de haberse utilizado durante años en la India como medicina tradicional para tratar diversas enfermedades, la ciencia actual ha demostrado que la forskolina es una sustancia tremendamente eficaz para aumentar la actividad tiroidea, incrementar la masa muscular limpia, combatir la depresión y disparar los niveles de testosterona libre.
Los suplementos de forskolina deberían calificarse con la expresión todo incluido: y es que este extracto de planta no sólo ayuda a quemar grasa, sino que, aumenta la masa muscular y ayuda a mantener una actitud positiva en el gimnasio.
Pero ningún suplemento que incluya forskolina puede ni siquiera compararse con el TH 101, porque este ergocéutico contiene la mejor fórmula jamás desarrollada para modificar la composición corporal y proporcionar energía física y mental a raudales.
¡Sólo tenéis que hacer la prueba!